Sunday, June 27, 2010

Entrega número 13: escribir es jodido

Por Juan Villoro:

Pase a Caparrós:

Llegó a cifra fatídica del blog, mi entrega 13 constata lo anunciado: México quedó fuera del Mundial. Recibimos tres goles con los surtidos efectos que concede el destino: uno en fuera de lugar, otro por un regalo de Osorio, defensa que debería comer churrascos gratis por el resto de su vida, y otro por cortesía de un monstruo en su jugo: Tévez lanzó una endiablada maravilla.

Además, pudimos comprobar que 110 millones de mexicanos no estábamos equivocados: el Chicharito Javier Hernández cuajó un gol de bandera. El favorito no defraudó a los suyos.

Esta mañana mi madre llegó a la casa con una frase dramática: “Ya lloré la derrota”. Acababa de leer los desastres nacionales en la revista Proceso, donde yo colaboro. No sólo se refería a la derrota inminente, sino a un país vencido plurales desastres. El humor de la Mamá Grande no impidió que nos pintáramos la cara con los colores de la nación ni que nos dedicáramos a la muy cotidiana tarea de aguardar un milagro.

Mientras tú recorrías aldeas sin luz, donde Internet es una opción mística, nosotros recurríamos al remedio local de enfrentar el drama en colectividad. Mi hermana llegó de Guadalajara (patria chica del Chicharito) con esta explicación para sus ropas multicolores: “Vengo vestida como Jorge Campos”. Se refería al arquero mexicano que convirtió el chachachá en asunto textil y protegió nuestra portería en Estados Unidos ’94 y Francia ’98. Nos juntamos para combatir la desgracia con el prodigio de la vida en común (tan latosa en otros momentos, tan decisiva en los cataclismos). Lo que más celebramos fue el momento en que uno de los disparos del estupendo Salcido cayó en las tribunas para ser atrapado por un espectador de sombrero extragrande. Imagino la vida de ese hombre, posible dueño de un expendio de buenos tamales, que sacrificó sus ahorros para ir a Sudáfrica y se hizo del Jabulani con el estilo que sólo da la pasión.

Aprecio que me hayas mandado un “pase lateral” en tu último texto, demostración de que los argentinos se vuelven mexicanos por cariño. Sí, querido Martín, refrendamos nuestra capacidad de mandar pases pequeños, pero también intentamos algo que no funcionó.

¿En qué momento se jodió México? Desde mucho antes del partido. Salimos al campo como sombras imaginadas por Rulfo.

Ahora sobrevendrá otro vicio nacional: el linchamiento del entrenador, que sin duda cometió errores, pero logró la clasificación para México cuando parecía imposible. Su “pecado” mayor fue dejar al equipo donde está desde hace cinco Mundiales. La normalidad como crimen. Se debía esperar algo más, desde luego, pero la culpa no es sólo suya.

Ayer el Vasco dio una extraña conferencia de prensa, con una gorra de beisbolista sumida en la frente. No se le podían ver los ojos. Habló en un tono de hartazgo e insatisfacción terminales. Parecía un hombre sometido al calvario de tener que despertar de madrugada para ser fusilado. El sacrificio, ya lo sabemos, es descortés.

Hoy fue un día negro para los árbitros, que alguna vez tuvieron la congruencia de vestirse de ese color. El uruguayo que pitó el Alemania - Inglaterra se comió una anotación que no compensa al “gol fantasma” de Wembley en 1966. Inglaterra no había visto una estafa así desde el Gran Robo del Tren. El futbol es por naturaleza injusto, pero en este caso la única tecnología que se necesitaba para apreciar lo sucedido eran dos ojos. Sin acudir a los artilugios de la repetición instantánea, sabíamos que la pelota había caído dentro de la portería para rebotar en la parte interior del travesaño. Dos veces el gol estuvo en la cabaña alemana.

Los errores de los árbitros suelen ser de otro tipo y depender del criterio (o más bien de su ausencia). Se necesitan combinaciones muy raras para que el árbitro y el asistente se cieguen de ese modo. Es cierto que Alemania anotó dos goles más, pero la sopa inglesa ya tenía arsénico.

La jurisprudencia en las canchas se parece a la de los tribunales mexicanos. La paradoja es la siguiente: nuestra única oportunidad de que un mexicano esté en la final depende de un juez. Marco Antonio Rodríguez, a quien la devoción popular llama Chiquidrácula, por su parecido con un cómico de la televisión que sería olvidable de no ser por este silbante, carece de posibilidades porque le gusta sobresalir en el arte de mostrar tarjetas rojas y dejó a Chile con diez hombres cuando perdía 0-2 (en ese momento, una tarjeta amarilla hubiera sido suficiente castigo). Nos queda Armando Archundia, que atendió uno de los partidos más pateados del cotejo: Brasil-Portugal. Los brasileños han militarizado la samba y organizan el mundo desde la defensa. Son recios, pero no necesariamente asquerosos. Lucio, el mejor defensa central del campeonato, jugó dos partidos y medio sin cometer una falta. Este genio del Inter conoce la legalidad de la reciedumbre. No se puede decir lo mismo de su paisano Luis Felipe, y mucho menos de la selección portuguesa, la más cuchillera del torneo. Sus jugadores parecen modelos de Armani o miembros de la Mara Salvatrucha o una combinación de ambos excesos. Patean con carisma y buscan las espinillas sin dejar de salir bien en las fotos. Ese encuentro parecía la guerra, pero Archundia lo controló. Mi única duda de que llegue a la final es que en Sudáfrica también silba un talentoso japonés, es decir, un miembro de otro país “neutral”. En eso nos hemos convertido. Las armas ya no son para nosotros.

Aguirre será ultrajado por los propagandistas que ensalzaban la gloria de México con el patriotero afán de vender pan integral, cerveza y coches en nombre de la patria. Recuerdo al Vasco en la conferencia de ayer, imagino la mirada que no pudimos verle, escucho las frases evasivas de quien recita La visión de los vencidos, máximo compendio del mundo mexica.

La derrota, como tantas veces, fue nuestra. Las caras de mi familia siguieron pintadas hasta que los colores de la bandera se desdibujaron con los besos de despedida y el llanto de mi madre, que volvió a acordarse de lo que había leído en Proceso. O tal vez sólo se borraron por el cansancio que el rojo, el blanco y el verde sienten cuando están las caras de las personas.

Mi hijo de 18 años era el único que no quería pintarrajearse. “Hazlo por el próximo Mundial, que es el de tu generación”, le dije. ¿Es esto pedagogía o sentimentalismo?

Sólo sé que dentro de cuatro años el Chicharito volverá a jugar, bajo el sol de Brasil. Si está ahí, estaremos todos.

¡Que el número 13 se vaya a la mierda! Mañana será otro día. Ganó el mejor. Algunos derrotados buscaron a Messi para pedirle la camiseta.

Yo quiero la de Caparrós.

- Juan Villoro

Sunday, June 20, 2010

Medianeras...

Vino un buen amigo y no pudimos hacer cuentas de hace cuánto nos conocemos. Su acompañante dijo que ella era pésima con el tiempo también. Creo que todos lo somos. Y que a veces el tiempo es también pésimo con nosotros.
Entre las anécdotas que recordamos fue la cobertura de un festival de cortometrajes realizado en una de las más bellas ciudades de este país (y tengo, he prometido, una cita a la edición de este año). Recordamos, además, al cortometraje ganador de aquella edición: 'Medianeras', de Gustavo Taretto.
"Yo soy un experto, tengo muchos trucos para pasarte".
Y lo sigo siendo.





Saturday, June 19, 2010

E/T=R

I want to spend my life with a girl like you ba ba ba baaaa ba ba ba ba... and do all the things that you want me to ba ba ba baaaa ba ba ba ba... till that time has come that we might live as one... can I dance with you? ba ba ba baaaa ba ba ba ba. O bien, la fórmula mágica: E/T=R (Esfuerzo sobre Tiempo, igual a Recompensa).



Can I dance with you? Can I dance with you? Can I dance with you? Can I dance with you? ba ba ba baaaa ba ba ba ba ba ba ba baaaa ba ba ba ba...

Friday, June 18, 2010

"Júbilo redondo"

Por Juan Villoro
Reforma / 18 Jun. 10

Jabulani es una palabra zulú que significa "júbilo" y define el ánimo nacional después del triunfo contra Francia. Hagamos una pausa en el festejo para reflexionar en el polémico balón que lleva ese nombre y fue confeccionado por Adidas con poliuretanos superfinos.

Nunca una pelota había sido tan célebre. En sus comienzos, el futbol se jugaba con una esfera de cuero que parecía remendada por un veterinario. En los días de lluvia la pelota se volvía tan pesada que los cabeceadores salían del campo con jaqueca. Fue una suerte que la aspirina se inventara cuando se organizaban las primeras ligas.

La historia de la pelota ha sido decidida por la luz. En los partidos nocturnos, los reflectores hicieron que la cancha brillara mucho y el balón pareciera un manchón de lodo. Además, los estadios se volvieron enormes y el cuero crudo pecó de discreto.

Una prueba de que el ser humano es raro: para que la pelota destacara más, fue pintada de negro. Tal vez la idea vino de un aficionado al billar, enamorado de la bola 8. Esta "mejoría" se pareció a un examen de la vista hasta que un genio descubrió que el blanco destaca en la noche.

El color del balón reforzó la tendencia a sustituir el cuero pintado por materiales plásticos y el futbol perdió su último contacto con la ganadería.

Los balones de antes tenían un modo peculiar de estar vivos. En ocasiones ostentaban puntadas de enfermería; los golpes hacían que se aflojaran y tuvieran que ser inflados. La palabra "hincha" surgió en Uruguay para describir a quienes deseaban estar cerca del juego y se contentaban con inflar balones.

Curiosamente, en su reconversión industrial el balompié no sustituyó una esfera por otra equivalente; impuso un nuevo objeto: el balón rápido. La especie que prefiguró el futbol pateando vejigas disponía ahora de un proyectil ultraligero. Di Stéfano terminaba sus partidos besando la pelota: "Gracias, vieja", decía con el cariño de quien acaricia la arrugada mejilla de la abuela. ¿Habría hecho lo mismo con un balón sintético? Seguramente no.

Pero los genios se ajustan a los nuevos desafíos. En los años ochenta, cuando los aficionados dudaban del balón ligero, Maradona tomó una mandarina y mostró que podía dominarla.

Los alquimistas de Adidas podrían fabricar balones más pesados, pero esto carece de sentido. El futbol se aceleró al tiempo que el esférico se aligeraba.

Cuando Corea del Norte derrotó a Italia en el Mundial de 1966, me llamó la atención que esos jugadores corrieran todo el tiempo. Hasta entonces, el futbol era un deporte donde sólo los mediocres se apuraban. En sus días de jugador, César Luis Menotti recibió una reprimenda de un compañero por no perseguir una pelota y preguntó algo que define una época: "¿Además de jugar tengo que correr?".

Ya es imposible decir si el futbol se hizo rápido a causa del balón o el balón se adaptó a la velocidad de los jugadores. Lo cierto es que los médicos se volvieron más importantes y la industria farmacéutica inventó píldoras energéticas y cápsulas antioxidantes.

Lo fabuloso de esta historia es que no se ha detenido. Algunos incluso pretenden liberar al balón de su compromiso con los futbolistas. Los inventores se resisten a aceptar que la perfección existe; nunca se han reunido para decir: "He aquí la esfera que le conviene al hombre: su peso, su bote, su viaje en el aire son ideales".

Resulta que los científicos son tan competitivos como Mourinho y no encontrarán la circunferencia ideal. A esto se une, desde luego, el cochino interés de renovar las ofertas del mercado. En cada campeonato, miles de balones son mandados a la Siberia de los juguetes para dar la bienvenida a una nerviosa bola de temporada.

La carrera del hombre y el balón llegó a un momento peculiar con el Jabulani. Tal vez porque el júbilo no es fácil de pescar, el nuevo balón ha causado más problemas de los previstos. Pero no afecta a todos por igual. Esto hace suponer que se trata de una redonda forma del pretexto. Enyeama, portero de Nigeria, agradeció a Dios por enfrentarlo a un oponente como Messi, que le permitió lucirse. En cambio, el inglés Green y el argelino Chaouchi dejaron pasar la pelota como si fuera un intangible patrimonio de la humanidad. No todos se equivocan del mismo modo, pero las excusas se multiplican. A tal grado, que pronto se usarán en situaciones ajenas a la portería: "No te ves gorda, mi vida, nada más te sobra un poco de Jabulani... "Le juro, licenciado, que el trabajo estaba listo, pero se nos fue el Jabulani"... "La línea de investigación del homicidio apunta al Jabulani"... "El proveedor ya tiene el pedido, es cosa de superar el Jabulani"... "De veras estudié, profe, pero no sabía que teníamos examen Jabulani".

¿El balón es defectuoso o refleja nuestros defectos? En África bota una extraña forma de la moral. El Jabulani le conviene a unos e invalida a otros. Acaso estemos ante una metáfora de la pasión globalizada: mientras las oportunidades se reparten tan bien como los pretextos, el júbilo se vuelve esquivo y caprichoso.

Thursday, June 17, 2010

El bike-power...

Una parte de las nuevas generaciones viven, sin darse cuenta, como los hippies de los 60's.
Personalmente me han cansado un poco esos aires. Ya no es el flower-power ni la moda-inocencia de querer cambiarlo, ni siquiera todo sino lo que burguesmente les 'preocupa', con florecitas. Ahora es el bike-power. Ya no se paran frente a un granadero y le ponen una flor en el fusil; ahora estacionan sus bicis frente al poli y el fusil, y pedalean de uno de los más grandes inventos del siglo XIX haciéndolo tribuna.
Dónde está la gente que sí se rifaba? a esa que si le caga un derrame petrolero va a la playa a limpiar pelícanos y no sólo expresa su malestar y 'solidaridad' (?) desde un micrófono tan frágil como el facebook. O la que escribía desde una redacción y hacía que cientos fueran a la playa a limpiar pelícanos.
Si han revivido los hippies, me motiva entonces que reviva su contraparte menos divertida: el NO FUN del punk; el NO FUN de la radicalidad, el NO FUN de saber que lo no divertido no se detuvo con florecitas ni se dentendrá con bicis, sino con actitud.
Que los hippies de boutique en dos ruedas sigan haciendo lo que hacen. Es cierto, la bicicleta permite avanzar a la única velocidad permitida: la humana (como dijo un bici-mensajero de Los Angeles que conoció a David Byrne quien también gusta de las bicis). Pero ya no es una actitud sino una trade hippie mark que es como una hippie-marca registrada.
Bienvenidos los neo-NO FUN-punks. Y la honestidad aprendida -aunque sea por errores de nosotros mismos o de las generaciones pasadas como la mía-: ahí está la rueda de todo, de todo lo que debe girar.
NO FUN!!!
Y que muera el bike-power.

Wednesday, June 16, 2010

Fucsia chillón...

RadioChango
Música y Revolución!

Un virus humilde ataca youtube

A pesar de las tremendas medidas de seguridad que envuelven los grandes portales, un grupo de impresentables han logrado introducir un virus en el youtube, aprovechando una vulnerabilidad en su sistema de clasificación de videos.

El origen de la descarga está en Barcelona, ciudad rumbera y punto de reunión de los creadores del virus: un grupo de programadores de alto nivel que se autodenomina Rumba Tarumba.

Panda, McAffe y Norton han unido fuerzas para hallar una solución, pero admiten que la lucha contra la piratería resulta infructuosa ante el ingenio de los hackers.

Hábilmente camuflados como una formación musical, los comandos de Rumba Tarumba han hecho historia en el Hall of Fame del código malicioso, colando su creación en los mas afamados portales.

Hemos podido contactarlos y, sin ninguna vergüenza, nos dicen que pronto atacaran el Facebook, el Twitter y el badulaque de la esquina.

No sabemos si felicitarlos o condenar su atrevimiento, pues no sólo han creado uno de los virus con mayor poder de propagación hasta ahora conocidos, sino que ademas ¡lo han pintado de fucsia chillón!

¡Que cabrones!

Aquí se puede ver la fechoría:
Un virus humilde ataca youtube

http://wwwyoutube.com/watch_popup?v=VGCQV71soLo


PÁSALOOO!!!!

www.RadioChango.com

Perfil...

.g.

Sunday, June 13, 2010

Facebook, Twitter y más...

Por alguna razón no pude ver el penoso partido de la penosa selección mexicana; y me dio pena. Porque desde el día del sorteo de la penosa FIFA allá por noviembre en plena FIL, la verdad es que tenía pensado hacerlo.
Imaginé cientos de veces el partido inaugural: ahí estaría, emocionado, con buena compañía, viendo cómo ganábamos y ese momento, como muchos otros en muchos mundiales (la derrota contra Bulgaria en la casa de mis padres llena de amigos; el gol de Borguetti -lo único bueno que hizo en su vida- contra Italia; y luego la derrota contra Argentina en un bar de Acapulco mientras trabajaba en el Festival de Cine) se inmortalizaría por el resto de mis días. Pero siempre el Infinito me pone cosas chistosas y no pude ver el partido más que en la repetición de la tarde. Pero esa es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.
Conocí vía facebook del trabajo a una mujer que labora en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Resultó ser gran amiga de un director de cine de quien le conté la anécdota de cómo lo había entrevistado; de cómo NO publiqué la primer nota sobre el segundo filme que preparaba; de cómo después de dos años esta peli ganó varios reconocimientos internacionales; y de cómo, a la fecha, nunca vi la película: DramaMex / Gerardo Naranjo (Infinito chistoso). Con blues en vivo adornando la cerveza Minerva Stout Sólo para Reyes Dice la Etiqueta (producto 100 por ciento tapatío), me contó cantidad de anécdotas del vato de las que al final coincidimos en su talento, valemadrismo y melancolía sobre ciertos temas que le son tabú como la paternidad. Pero esa es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.
Me contó además anécdotas sobre la corrupción y manipulación en y desde la SRE, hasta llegar a la selección nacional de la que me dijo, no me preocupara en tal caso.
Para empezar -y acaban de dar Entre 3, programa de opinión de Federico Reyes Heroles- coincido en que el futbol logra en este y otros países un sentido de unión y pertenencia social que no consigue otro deporte, a excepción, pienso, del box en la rama individual. Coincido en que en un partido, y he ahí su magia, se encuentran arquetipos que siempre nos van a despertar sensaciones: uno es héroe, uno es villano, uno puede enfrentar solo a todo un equipo (Maradona vs Inglaterra; Zinedine vs Brasil); uno puede lograr la redención; etc etc... La ONU, por ejemplo, registra 193 estados de nación; la FIFA (Federación Internacional de Fútbol), 224. Es interesante cómo hay más países bajo la lupa de un deporte y menos bajo la de la política.
Por mí que quienes están en contra del asunto futbolero sigan sin disfrutar un mundial. Pero no se puede dejar de reconocer que te guste o no este deporte, se trata del deporte de la clase media trabajadora; ni se puede negar que quienes cierran los ojos a eso es porque quizá los cierran a otras cosas.
Lakat, se llama ella, dice que la SRE ha pagado dinero a la FIFA para que México juegue al menos un quinto partido. La idea no es descabellada y para mí deja de ser un mero comentario -y tampoco tengo intención de contar esto como rumor o chisme- de entrada porque hay equipo, aunque históricamente falte mentalidad. Tampoco porque conocemos las triquiñuelas de nuestro país y de la FIFA (más las de nuestro país y su arte de manipular; recuerdo -y algún día me servirán esas anécdotas- lo que a mi nivel me tocó ver en Conaculta). Pero sobre todo, porque nos encontramos en el 'festejo' de un centenario y bicentenario, en uno de los momentos políticos más importantes para los políticos cuando tienen oportunidad de subrayar el 'progreso' que tan inteligentemente nos han otorgado, aunque el fin de semana hayan vuelto a subir la gasolina.
Regresarán como héroes, dice Lakat. Y me comenta que el cambio de color de uniforme a negro tiene todo qué ver en ese sentido. Ya no son los ratones verdes; ya son guerreros vestidos tipo Batman.
Próximamente abriré facebook y twitter y toda red social nueva porque de un tiempo a esta parte ha salido siempre al tema: 'tienes facebook?; agrégame'. Yo las veo con cara de 'ay'; mis amigos tienen y hasta mis padres. Ya todos están ahí.
Pero antes, obvio, acabaré ese proyecto del que ya tendrán noticias para equilibrar el universo y redimirme antes; para ganar el juego antes y no como la selección a la que probable-seguramente, hay qué comprarle los partidos. Y porque si no abro ninguna de estas cuentas -creánme que me ha costado trabajo decidirlo no sé por qué- sería perder, hasta cierto punto, un hilo de unión con la gente que pienso...y eso sería parecido a la sensación de no ver los partidos del mundial.

Wednesday, June 09, 2010

Desnudos...

Paseo ciclista al desnudo en Reforma
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de junio de 2010, p. a15
Con el propósito de protestar de manera pacífica, aunque visualmente muy llamativa, la sección México de la World Naked Bike Ride organizará este sábado la Marcha-Rodada ciclista al desnudo sobre Paseo de la Reforma hacia el Zócalo, de forma simultánea a la que se realizará en otras 50 ciudades de 30 países. Los organizadores refirieron que será la quinta edición en la capital y esperan la asistencia de unas 300 personas de todas las edades.


Ya fue dicho: libertad de expresión no necesariamente es expresión de libertad.
Pero ustedes que están allá aprovechen esta moda bobo-cool y simplemente vayan a deleitarse la pupila que seguramente habrá una que otra francesita condechi o de la Roma por ahí que esté buena; de todos modos la nota anterior mal redactada ni siquiera dice contra qué es la protesta. Disculpen ustedes pero yo no conocía tal organización ni contra qué protestan, igual si fuera algo importante hasta yo me treparía sin calzones a mi bicicleta -y sin asiento-... pero dudo que así sea.
En fin, ojalá sirva para lo que sea que protesten porque el movimiento de Los 400 Pueblos lleva ya 8 años de lucha con sus integrantes siempre desnudos -mujeres y hombres desde la edad más niña hasta la más anciana; y sin bicis- en la misma avenida Reforma y con un gobierno federal y estatal (Veracruz) que sigue sin resolverles las demandas sobre sus tierras despojadas.
Cómo puede la desnudez en la misma avenida tener dos acepciones tan distintas? Por un lado sirve para demostrar que hay familias más que sin tierra, sin ropa sin nada; por otro, simplemente como vestimenta-cool (sí, la desnudez como vestimenta) en un paseo-cool en una bici-cool con gente-cool para -intuyo- simplemente pedirle-exigirle al automovilista que cuando maneje ceda el paso al ciclista y al peatón.
No estoy en contra de ninguna de las dos; por mi que las niñas cool vayan desnudas a donde quieran todos los días que quieran y que la libertad de expresión siga existiendo ('aunque no siempre sea expresión de libertad'). Simplemente me parece interesante la disparidad en el acto de la desnudez la cual atribuyo a la bipolaridad que sólo se puede vivir en el belloco (bello y loco) DF y en la esquizofrénica Av. Reforma en donde tantas protestas han ocurrido y ahora, de un tiempo a la fecha, de pronto es el adorno perfecto para que un payaso llamado Javier Aguirre se plante y nos diga que esto es México, que estamos en el 2010, y que va a estar todo bien chingón.
Sólo en DF!


El resorte del destino...

"Por qué unos murieron al instante y otros simplemente salimos con un ojo morado? cuál es el resorte del destino?"
En el peor de los casos, uno sale con la sensación de que la anécdota le pasó a uno aunque lo peor que uno haya pasado no esté ni cerca. En otro, con la urgencia de llamar a su familia y simplemente saludar.
Así es su efecto.
Registro-ensayo sobre la fe, dios, la sociedad, las leyes, la cuasinvisible línea entre el animal primitivo y el hombre evolucionado, y la metafísica de la sobrevivencia, que descansa en una historia conocida pero de la que realmente nada sabíamos hasta ahora: 'La Sociedad de la Nieve', documental de Gonzalo Arijón basado en el libro de Pablo Vierci.
Si la ven por ahí: véanla.

Monday, June 07, 2010

Rollito viejo...

No revelo rollos sino después de tres o cuatro años en promedio que es cuando se me empiezan a borrar esos recuerdos. Y cuando lo hago, lo recuerdo entonces todo como si en vez de años hubieran pasado sólo días.
Es una sensación parecida a limpiar el clóset. Yo lo hago cada dos o tres o cuatro años que no es que actualice mis prendas seguido, no sé ustedes. Pero cuando uno regala su ropa vieja -por buena o mala suerte siempre hay alguien a quien le hará falta- de pronto la memoria trae anécdotas con sus respectivos sabores y sus desazones. La ropa es como una fotografía.
Pero lo peor, lo peor cuando uno limpia el clóset es concontrar ropa ajena. Es como cuando en las fotos alguien de pronto mete una mano y en la foto sale tu cara y la mano ajena. Y no sabes si imprimirla o no; si regalarla o no. Al final, a quién le pertenece realmente esa prenda?

De uno de esos rollitos...

Friday, June 04, 2010

Freeze...

Justo en este preciso y definitivo momento he detenido el tiempo. Como el personaje de Cashback. Y dejaré que se quede así congelado por lo menos hasta que se publique este post. Afuera suena Wave of Mutilation de esos cerdos imprescindibles e irrepetibles. Las mujeres han quedado congeladas con sus faldas vouyereadas por el viento. Camino entre la gente y las observo a todas. Y estudio lo que existe ahora y los cambios que ha tenido este centro cultural. No es que tenga insomnio, es que no he dormido.
No
he

d
o
r
m
i
d
d
d
o

.
Una vamp desubicada que habla como metralleta y de temas de su 'niña interior dios el cosmos la honestidad el autoconocimiento plaplapla' me roba la energía restante. La bebida no me da la pila. Me quedaré a dormir un rato en el sofá de esta oficina y ya después quitaré la pausa al tiempo. Regreso en uno o dos días que debo alcanzarme primero porque parece que me quedé en martes. Martes, antes del velorio y todo eso.
Y para reiniciar el tiempo -depués de día y medio que he pasado aquí dormido en el sofá de la oficina- trueno los dedos de una forma que no es la normal entre la gente pero es como sé hacerlo desde niño.
Y este post se publica y la fiesta se descongela. Entonces la falda de ella termina por levantarse toda.
Y los Pixies retoman la pista despierta.

Malbendito café...

Tengo cafeína en la memoria que causa ansiedad en sus imágenes.

Wednesday, June 02, 2010

Lo mismo que ella, por favor...

Quizá haya formas más profundas-filosóficas-poéticas para hablar sobre las inercias que le dejan a uno las chicas pero ésta canción es un molde conciso. Porque para hablar de esa propiedad de los hombres de resistirse al cambio del movimiento, es decir, la resistencia al efecto de una fuerza llamada mujer que se ejerce sobre nosotros, podríamos pasarnos años... y es mejor aprovechar el tiempo conociéndolas en vez de estudiándolas... Son las Calamaro en punto -y de nuevo- y ésta es una clase de física...



Algunas me duelen y otras no; otras me quieren todavía. Algunas me quieren y me odian a la vez. Algunas me partieron en tres y sigo buscando algún pedazo. Alguna se comió mi corazón.
Alguna vez te quise demasiado... la verdad es que sigo colgado de la que me colgó la última vez. Hay encuentros que nunca quise olvidar y no dejo de esperar el nuestro, partiéndome.
Alguna vez pedí perdón mil veces pero tengo mil más; y respiro sin mirarte en el aire. Mirarte en el aire es mi mayor problema, partirme en pedazos rotos de espejos y estás muy lejos.
Dicen los más viejos del bar: "primero hay que aprender a olvidar", no sé si habrás podido por los dos porque yo...